Todo sobre la mordida cruzada: Tipos, causas y tratamientos

La mordida cruzada es una malformación bucal que conlleva el desalineamiento de los dientes superiores en relación con los dientes inferiores, quedando así la estructura dental desencajada y dejando las piezas superiores por detrás de las inferiores en la parte trasera de la mandíbula.

Aunque puede que no hayas oído hablar de esta malformación hasta ahora, es una de las más comunes entre la población y se empieza a percibir en la infancia. Por ello, el mejor momento para tratarla y evitar futuros problemas mandibulares es durante la etapa de crecimiento, es decir, en torno a los 6 años.

Tipos de mordida cruzada

Según la colocación de la mandíbula se pueden dar varios casos de mordida cruzada:

  • Mordida cruzada anterior

Esta se produce cuando los dientes anteriores superiores, es decir, los incisivos o los caninos, se quedan detrás de los dientes anteriores inferiores, cuando lo normal sería la posición contraria. Así los dientes inferiores quedan delante de los superiores.  

Se recomienda tratar este tipo de malformaciones a tiempo y en edades tempranas ya que provoca que el paciente desplace su mandíbula hacia delante impidiendo el correcto cierre de la boca.

  • Mordida cruzada exterior

Hablamos de mordida cruzada exterior cuando los dientes superiores laterales quedan por dentro de los dientes inferiores laterales, de un lado o de ambos cuando se ejecuta la mordida. Se produce en la mayoría de los casos por una compresión maxilar que provoca que el propio músculo maxilar sea más estrecho de lo normal y los dientes superiores no encajen correctamente con los inferiores.

  • Mordida cruzada unilateral

Las más comunes son las dos anteriores, pero este caso, algo más particular, también se puede dar, y es interesante conocer sus diferencias. En este caso la posición de la mordida afecta únicamente a un lado de la boca, ya sea el derecho, o el izquierdo. Cuando se produce este tipo de mordida, si no se trata a tiempo, lo más común es que se llegue a producir una asimetría en la cara, sumándose esto al dolor en las articulaciones bucales.

  • Mordida cruzada bilateral

En este último caso la incorrecta posición de la mandíbula se aprecia en ambos lados por igual.

Causas:

Las causas son muchas y muy variadas, pasando por hábitos incorrectos y banales que cometemos a la hora de masticar o motivos genéticos que pueden tener un papel fundamental en la formación de nuestra estructura dental.

En primer lugar, podemos hablar de la malformación por causa esquelética, que es quizás de las más severas por su difícil prevención. Sabemos que estamos ante un caso así cuando se produce una displasia esquelética, es decir, el movimiento o desplazamiento de los huesos mandibulares, como la hiperplasia mandibular o hiperplasia maxilar o la combinación de ambos movimientos.

Otra de las causas puede ser funcional, por lo tanto, que venga reflejada en un patrón adquirido, como en el cierre mandibular. Los malos hábitos pueden ser causa suficiente como para que se pueda dar esta alteración.

Por último, otra posible causa sería la dentaria. En este caso y a diferencia de la causa esquelética, aquí los dientes anteriores superiores se encuentran lingualizados, es decir, que se posicionan orientados hacia dentro, y los inferiores en cambio se colocan proinclinados.

Tratamiento:

Lo más importante a tener en cuenta en el tratamiento de este tipo de malformaciones bucales es la edad. No corregir una mordida cruzada en edades tempranas provocará un desgaste anormal y superior de los dientes y agravará la situación hasta provocar dolores y otras molestias en la mandíbula difíciles de sobrellevar.

Si como indicamos el tratamiento es temprano, es decir, en niños, lo más común es utilizar un aparato con la intención de corregir la forma de la mandíbula. Este expande el paladar superior para ampliar el tamaño y lograr, con la fuerza que ejercen los Brackets, colocar los dientes en su posición correcta.

Sin embargo, cuando el tratamiento ha de aplicarse en adultos y la mordida es grave y avanzada será necesario recurrir a la cirugía para lograr encajar las arcadas tanto superiores como inferiores de manera correcta, ya que el desarrollo óseo, ya se habrá completado a estas edades y el aparato no tendría efecto. Aun así, para casos de menor gravedad, si el origen de la mordida es simplemente dentorio, se podría abordar el problema igualmente mediante la ortodoncia.

En definitiva, y como siempre, desde Clínica Médico Dental Albelu recomendamos las revisiones bucales para poder identificar este tipo de problemas bucodentales, que pueden empeorar con el paso del tiempo si no se tratan desde el primer momento. Por ello, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atender tu consulta y ayudarte con lo que esté en nuestra mano.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de Privacidad

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos.

Escribe tus datos.