¿Cómo se tratan las líneas nasogenianas?

Según van pasando los años es lógico que vayan apareciendo diferentes rasgos propios de la edad en diferentes partes del cuerpo, entre ellas la boca. Recordemos que cuando hablamos de la zona bucal, no nos referimos únicamente a las piezas dentales o a las encías, también hablamos de las partes que rodean a estas últimas. En ellas se hacen evidentes los síntomas de la edad, como por ejemplo los surcos o líneas nasogenianas.

Las líneas nasogenianas son un tipo de arrugas que se originan al final de la nariz, y descienden hasta llegar a los dos laterales de la boca (comisuras). Lo cierto es que se empiezan a formar a edades tempranas,pero solo se evidencian cuando la persona sonríe, pero con el paso de los años empiezan a ser más notables. El motivo de que la edad sea un factor clave a la hora  que se destaquen  estas arrugas, es que los músculos tienden a relajarse, perdiendo tensión y tono muscular. Por este motivo son más visibles con el paso de los años.

Los surcos nasogenianos, se conocen también como la arruga de la risa, y encuentra su origen en varios desencadenantes. Por un lado, hay un componente genético, como es la forma de la cara o el tamaño de la mandíbula. Pero también existe un factor, que son los gestos y diferentes hábitos que pueden acentuar o adelantar la aparición de las arrugas. Por este motivo es recomendable seguir ciertas rutinas que pueden retrasar este proceso, como desmaquillarse de manera correcta y a tiempo, es decir no dormir con el maquillaje puesto nunca. Con respecto a la fase de descanso, dormir boca arriba es un hábito muy saludable, debido a que apoyar los pómulos durante un largo periodo de tiempo, como son las horas de sueño, puede ser perjudicial.

Cuando las líneas nasogenianas son demasiado profundas, las cremas antiarrugas y otros productos de carácter estético dejan de tener efecto y no dan resultados. En este caso, lo lógico si se quieren corregir las arrugas es acudir a un tratamiento de medicina estética. Lo recomendable es la aplicación de ácido hialurónico. El procedimiento consiste en pequeños pinchazos para inyectar en la zona afectada el ácido hialurónico, sirviendo como relleno para las arrugas, devolviendo a los músculos esa tensión propia de una piel más rejuvenecida, aportando al rostro una imagen joven y fresca. Los resultados son rápidamente visibles, y solo se necesita ir aplicando este tratamiento cada cierto tiempo, para mantener el resultado.

A pesar de tratarse de una intervención fácil y rutinaria, es necesario contar siempre con los mejores profesionales para obtener los mejores resultados. En Clínica Dental Albelu, disponemos del equipo y la experiencia necesaria para corregir este tipo de arrugas y cualquier otro tipo de tratamiento de saneamiento bucal.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros te llamamos.

Escribe tus datos.